martes, 13 de febrero de 2018

Santísima Trinidad.






¿La Santísima Trinidad es un misterio?


Hay realidades que no podemos entender, porque nuestra capacidad mental humana no es suficiente para comprenderlas o explicarlas. Una de esas realidades es la Santísima Trinidad: un solo Dios y Tres Personas divinas.
Un misterio es una verdad que creemos porque Dios nos la ha revelado, pero que no podemos comprender, porque es más grande que la inteligencia humana.
Veamos que le sucedió a San Agustín ante el misterio que no lograba descifrar:

Estaba caminando por una playa pensando en esto. Y entonces se encontró un niñito jugando en esa playa. Ustedes saben cómo les gusta a los niños jugar en la playa ¿no? ¿Y qué hacía el niñito? Corría del mar a la arena, echando poquitos de agua en un huequito que había abierto en la arena.
San Agustín se distrae de su pensamiento sobre la Santísima Trinidad y se pone a hablar con el niñito, que era muy lindo. Y le pregunta: Oye, ¿qué estás tratando de hacer con esos baldecitos de agua del mar? Y ¿qué se imaginan que le dice el niño? Estoy tratando de meter todo el mar en este hoyito.
San Agustín se ríe y le trata de explicar al niño que eso no es posible. Y el Niño le responde: Agustín eso que trato de hacer es más posible que lo que tú estás tratando de hacer, que es meter el Misterio de la Santísima Trinidad en tu cabeza. Ya saben quién era el Niño ¿no?







martes, 6 de febrero de 2018

A la Sangre de Cristo.








Vida que se escapa
rodando  por el madero,
fecundando  la tierra
con el misterio de la redención.
Eres gracia que se brinda
y tu mediación nos llega
desde aquel primer día de la circuncisión,
por la corona de espinas
Por  los clavos del  martirio,
Por la gracia de tu nombre:
Sangre de Cristo,
Fuerza y vida: sálvanos.





lunes, 22 de enero de 2018

Oración.





Señor: tú lo ves todo, tú conoces hasta el fondo de mi ser, y nadie sabe mejor que tú lo que me conviene. Por eso te pido que no dejes de auxiliarme cuando tenga que decidir cosas importantes. No permitas que me equivoque, que haga daño con mis decisiones ni que me desvié del camino justo. Amén.


Del libro; “Sacar el jugo a la vida”.

Víctor M. Fernández.


viernes, 29 de diciembre de 2017

martes, 19 de diciembre de 2017

Nacimiento.









        
                                 
              
                   Cuando decides amar a los que te rodean, ese día es Navidad.

                   Cuando alguien te pide ayuda y lo socorres, ese día es Navidad.

                   Cuando transformas tu rencor en perdón, ese día es Navidad.

                   Cuando escuchas al que está solo, ese día es Navidad.

                   Cuando dejas nacer a Jesús en tu corazón, ese día es Navidad.


                   Que cada día sea para tí una Felíz Navidad.


                                Paz y bien                     







jueves, 30 de noviembre de 2017

Adviento









Adviento
El domingo 3 de diciembre comienza el tiempo de Adviento.
Es el tiempo en que los cristianos nos preparamos para la Navidad que es el nacimiento del Salvador, nuestro Señor Jesús. Y para esa espera que abarca cuatro domingos en todos los altares de coloca la corona de Adviento, palabra que significa Venida.

Se arma la corona o guirnalda con follaje verde y cuatro velas, tres violetas y una rosa. Cada domingo se enciende una, hasta llegar a la Navidad.





lunes, 20 de noviembre de 2017

La anciana egoísta.


He encontrado un cuento del Padre Mateo Bautista, me resultó muy simple y aleccionador.



Era una señora  Anciana que nunca pensaba en los demás. ¡Que poco generosa que era!
Un día un mendigo, un miserable mendigo pasó por su puerta y le pidió:
—¡Por el amor de Dios, una limosna por favor!
La vieja lo miró con asco. El hombre insistió.
—¡Una limosna por el amor de Dios!
La vieja que en realidad iba al basurero a tirar una planta de lechuga podrida, al ver que una hoja estaba sana, se la arrojó al pobre hombre.
—¡Toma y lárgate de una vez!

Paso el tiempo y la señora murió. Y como era de esperar, en vez de subir a los cielos, la mujer cayó de cabeza en el infierno.
Una mañana que el Señor leía el libro de la vida se encontró que aquella mujer estaba en el infierno.
—Pedro…
—Sí Señor, ¿qué sucede?
—¿Cómo es que está señora,  fue al infierno?
Pedro le explicó lo mala y avara que la mujer había sido en vida.
—Pero aquí dice que una vez le dio una planta de lechuga a un pordiosero.
—Si Señor, lo que no dice es que la planta estaba podrida.
—Pedro, una hoja estaba sana… y ese  mendigo era yo mismo.
—¡Señor!
—Toma la hoja y con ella trae a la anciana al cielo.
Obediente, Pedro tomó la hoja sana de la lechuga y con ella bajo al infierno.
—Clorinda…  ¡Clorinda Benítez!
Al rato se escuchó la respuesta:
—¿Quién me llama?
—Soy Pedro. El Señor dice que hubo una equivocación, porque una vez le diste una hoja de lechuga a un pordiosero. Acá te mando la hoja, sube.
Rápidamente, Clorinda se aferró a la hoja tratando de ascender. Pedro tiraba y la vieja subía. Los demás condenados al ver la posibilidad de salir del infierno, se prendieron a sus piernas y los otros a los otros. Al rato era una cadena humana todos agarraditos de Clorinda. La vieja al notar que todos se prendían  de ella, comenzó a dar patadas a diestra y siniestra, gritando:
—Fuera desgraciados, fuera, que planta de lechuga podrida era mía.
Y en ese momento…  la hoja se rompió.

La solidaridad
es algo más
que  dar.




 Esta historia fue publicada hace algunos años, hoy la presento corregida.

Rosa

Santísima Trinidad.

¿ La Santísima Trinidad es un misterio? Hay realidades que no podemos entender, porque nuestra capacidad mental humana ...