martes, 11 de octubre de 2016

Jesús y el zapatero (Facundo Cabral)




Cuento De Facundo Cabral
Dios tomó forma de mendigo y bajó al pueblo, buscó la casa del zapatero y le dijo: Hermano, soy muy pobre, no tengo una sola moneda en la bolsa y éstas son mis únicas sandalias, están rotas, si tú las arreglas, me haces un favor.
El zapatero le dijo, estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie a dar. El Señor le dijo, yo puedo darte lo que tú necesitas. El zapatero desconfiado viendo un mendigo le preguntó. ¿Tú podrías darme el millón de dólares que necesito para ser feliz? El Señor le dijo: yo puedo darte diez veces más que eso, pero a cambio de algo. El zapatero preguntó ¿A cambió de qué? A cambio de tus piernas.  El zapatero respondió para qué quiero diez millones de dólares si no puedo caminar. Entonces el Señor le dijo,  puedo darte cien millones de dólares a cambio de tus brazos. El zapatero respondió: ¿Para qué quiero yo cien millones de dólares si ni siquiera puedo comer solo? Entonces el Señor le dijo: bueno, puedo darte mil millones de dólares a cambio de tus ojos. El zapatero pensó un poco: ¿Para qué quiero mil millones de dólares si no voy a poder ver a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos? Entonces el Señor le dijo: ¡Ah, hermano! Qué fortuna tienes y no te das cuenta.




7 comentarios:

  1. Muy cierto, no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos.
    Hay placer en recibir, pero ver a alguien feliz cuando recibe lo que le regalos, es un doble placer.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Rosa;el zapatero,como tantas y tantas personas,tenia ojos pero no veía ni valoraba todo lo bueno que tenia.Este cuento nos hace ver que hemos de ser conscientes de los dones que tenemos y ser agradecidos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Así es Rosa.no nos damos cuenta de las cosas que tenemos y perdemos el sentido del regalo que Dios nos ha dado para gozar de esta vida.
    Gracias por tu visita
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo mensaje.....me siento millonaria.Besicos

    ResponderEliminar
  5. Es verdad...Olvidamos nuestras bendiciones

    Gracia y Belleza

    Isaac

    ResponderEliminar
  6. Es verdad...Olvidamos nuestras bendiciones

    Gracia y Belleza

    Isaac

    ResponderEliminar
  7. Sabes encontrar muy bonitas historias.
    Nunca valoramos todo lo que uno tiene.
    Saludos.

    ResponderEliminar

San Francisco de Asís.

4 de octubre, día de San Francisco de Asís. ORACIÓN SIMPLE  DE SAN FRANCISCO DE ASÍS Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz...