jueves, 18 de mayo de 2017

Oración del grupo de la Preciosa Sangre.












Señor Jesús,
tu sangre bendita nos reúne
como hijos de Dios y hermanos tuyos.
Tu sangre,
modelo de reconciliación,
de paz y unidad entre Dios y nosotros;
nos salve.
Tu  sangre Señor,
 nos dice que la fuerza más poderosa
y el poder más fuerte que hay en el mundo es el amor.
La única respuesta válida de nuestra parte
es la adoración.
Guíanos,
a  través de la espiritualidad de preciosa sangre
y que lleguemos a ser instrumentos tuyos.
Digno es el Cordero
de recibir el poder, la riqueza, la sabiduría,
y la alabanza".

Amén.


8 comentarios:

  1. La devoción a la santa Sangre del Señor es muy antigua y muy católica. Tiene gran poder el invocar la Sangre de Cristo, como remedio de nuestros pecados, y gracia para perseverar en la fe y la unión de amor con Dios.
    Un saludo fraterno

    ResponderEliminar
  2. Cuando nos alimentamos con fe de su Cuerpo y de su Sangre, su amor pasa a nosotros y nos capacita para dar, también nosotros, la vida por nuestros hermanos y no vivir para nosotros mismos , gracias, Sangre de Cristo purifícanos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me uno a esta maravillosa oración a la Sangre de Cristo.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Bonita oración, siempre nos dejas buenos rezos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Tú sangre calme siempre todos mis anhelos y mi sed Señor, mío y Dios mío! Gracias Rosa. En unión de oraciones.

    ResponderEliminar
  6. La oración es sabiduría y alabanza.
    Nada mejor que la comunicación con el Padre.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Divina Sangre de Jesucristo, purificanos! Cubre nos Señor con Tu Sangre preciosa.!
    Gracias Rosa.!! Un abrazo.¡Feliz día de la Ascensión del Señor.

    ResponderEliminar
  8. la oración es el arma más eficaz para lograr la paz espiritualY hacer un mundo mejor.
    SANGRE DE CRISTO PURIFICAME
    SANGRE DE CRISTO SALBAME.

    uN ABRAZO.

    ResponderEliminar

San Francisco de Asís.

4 de octubre, día de San Francisco de Asís. ORACIÓN SIMPLE  DE SAN FRANCISCO DE ASÍS Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz...